Esta Unidad Funcional está dirigida al seguimiento de gestaciones que se consideran de alto riesgo obstétrico, ya sea por antecedentes de la paciente como por patologías intercurrentes a la gestación. Abierta a pacientes que requieran de la valoración de un equipo multidisciplinar para poder ofrecer las mejores garantías asistenciales.

Dentro de esta unidad se trabaja con un equipo multidisciplinar para facilitar a la paciente celeridad y tranquilidad en la evolución de su gestación.

Las colaboraciones dentro de esta Unidad han establecido junto con la Unidad de Diagnóstico Prenatal, el Servicio de Pediatría y Perinatología, el Servicio de Anestesiología y Reanimación, el Servicio de Medicina Interna, el Servicio de Hematología Clínica, el servicio de Cardiología y el Servicio de Unidad de Cuidados Intensivos.

Se pretende establecer un correcto diagnóstico para poder concretar un óptimo tratamiento y seguimiento de la paciente por su obstetra.

Dentro del marco de la Unidad de Alto Riesgo Obstétrico ofrece la posibilidad de controlar a todas aquellas pacientes que en el curso de su gestación, por enfermedades gestacionales y/o intercurrentes, requieran un ingreso hospitalario.