Muchas son las causas atribuibles a los trastornos en la reproducción femenina. Cada vez más parejas requieren de estudios complementarios para el diagnóstico y tratamiento de sus problemas de fertilidad.