12 formas en las que cada uno podemos contribuir a la prevención del cáncer

  • No fume. No consuma ningún tipo de tabaco.
  • Haga de su casa un hogar sin humo. Apoye las políticas antitabaco en su lugar de trabajo.
  • Mantenga un peso saludable.
  • Haga ejercicio a diario. Limite el tiempo que pasa sentado. Escoja actividades que le gusten
  • Coma de forma saludable. La dieta mediterranea es muy recomendable:
    • Consuma gran cantidad de cereales integrales, legumbres, frutas y verduras.
    • Limite los alimentos ricos en azúcar o grasa y evite las bebidas azucaradas.
    • Evite la carne procesada; limite el consumo de carne roja y de alimentos con mucha sal.
  • Limite el consumo de alcohol, aunque lo mejor para la prevención del cáncer es evitar las bebidas alcohólicas
  • Evite una exposición excesiva al sol, sobre todo en niños. Utilice protección solar. No use cabinas de rayos UVA.
  • En el trabajo, protéjase de las sustancias cancerígenas cumpliendo las instrucciones de la normativa de protección de la salud y seguridad laboral.
  • Averigüe si está expuesto a la radiación procedente de altos niveles naturales de radón en su domicilio y tome medidas para reducirlos.
  • Para las mujeres:
    • La lactancia materna reduce el riesgo de cáncer de la madre.
    • La terapia hormonal sustitutiva (THS) aumenta el riesgo de determinados tipos de cáncer. Limite el tratamiento con THS a situaciones en las que es necesaria
  • Asegúrese de que sus hijos participan en programas de vacunación contra:
    • la hepatitis B (los recién nacidos)
    • el virus del papiloma humano (VPH) (las niñas).
  • Participe en programas organizados de cribado del cáncer:
    • colorrectal (hombres y mujeres)
    • de mama (mujeres)
    • cervicouterino (mujeres)

Enlace a vídeo

https://drive.google.com/file/d/0B_JQlT9d-YaeVEVCNDY5Qy1sZk0/view?usp=sharingEste enlace se abrirá en una ventana nueva


cancer logo