Tratamiento con Oxígeno Hiperbárico es una técnica no invasiva y sin efectos secundarios.

El paciente recibe (respira por mascarilla) una alta concentración de Oxígeno a una presión atmosférica superior a la normal, todo dentro de una cámara hiperbárica.