La diabetes Mellitus constituye uno de los problemas sanitarios de mayor trascendencia, tanto como por su alta prevalencia como por su elevado coste socio-económico determinado por el desarrollo de complicaciones agudas y crónicas, que implican una disminución de la calidad de vida del paciente.

Uno de los problemas más temidos es la aparición de úlceras en sus pies, como secuelas de dos de las complicaciones crónicas más habituales de esta enfermedad: la neuropatía periférica y la insuficiencia vascular.

El núcleo central estará formado por las unidades de endocrinología, traumatología/ortopedia, cirugía vascular, enfermería y hospital de día.

Se dispone de la colaboración de los servicios de: dietética y nutrición, enfermedades infecciosas, urgencias y medicina interna.