Recomendaciones tras una cesárea

DEBE SABER

  • La cesárea es una cirugía mayor. Descanse cuando su bebé se lo permita.
  • Su médico le recomendará medicación para tratar el dolor. Es aconsejable que lo tome durante los primeros días.
  • Mantenga la herida quirúrgica limpia y seca. Su enfermera de planta le explicará cómo realizar las curas.
  • Una faja tubular puede hacer que se sienta más cómoda, sobre todo cuando esté en movimiento. Recuerde no apoyar la zona de velcro sobre la herida.
  • Para evitar el estreñimiento le recomendamos ingerir abundantes líquidos y tener una dieta equilibrada y rica en fibra.
  • Utilice compresas ginecológicas de algodón o celulosa, y cámbielas a menudo.
  • Utilice ropa ancha y cómoda, que no le comprima la zona de la herida quirúrgica, y preferiblemente de tejidos naturales.
  • Si se nota las piernas hinchadas, póngalas en alto cuando descanse para eliminar el exceso de líquido. También puede ser útil realizar una sesión de drenaje linfático.
  • La lactancia materna se puede establecer con normalidad. El personal de Nursery le facilitará toda la información necesaria al respecto. No dude en solicitar toda la ayuda que necesite.
  • Apóyese en su familia y en el personal sanitario. El posparto es un periodo de múltiples sensaciones y emociones.

DEBE EVITAR

  • Sumergirse en agua durante las cuatro primeras semanas y/o hasta la visita ginecológica.
  • Utilizar tampones vaginales.
  • Ejercicios abdominales
  • durante los dos primeros meses.
  • Mantener relaciones sexuales hasta que su médico se lo indique.

SIGNOS DE ALARMA

  • Pérdidas de sangre muy abundantes o con mala olor
  • Dolor, calor y o supuración de la herida
  • Dolor y/o inflamación del pecho
  • Fiebre superior a 38ºC
  • Tristeza extrema o excesiva tendencia al llanto

*ESPACIO MATERNAL: Grupo de posparto y de apoyo a la lactancia.

Martes no festivos de 9:30 a 11:30 horas. Gimnasio 1ª planta (unidad 1600)